Explorando el abrigo de Lambert

¿Imaginamos?

Vista desde el abrigo

¡Imagínate! Eres miembro de una familia de Homo Sapiens que hace generaciones se instaló en la cueva del Volcán de Cullera; pero no eres un miembro cualquiera, eres el hechicero. Aunque de esto hace 12.000 años, tú no lo sabes. Ahora le llamamos el Paleolítico superior. Jamás pudiste imaginar que alguien, transcurridos esos miles de años, se estuviera poniendo en tu lugar. Crees que no tienes miedo, pero sabes que necesitas de los dioses para que la familia salga adelante. Tienes que rezar y hacer ceremonias para que no falten moluscos en el mar; también tienes que pedir que la caza sea propicia; y sobretodo, tienes que ahuyentar las enfermedades. También te preocupa el que no aparezcan por allí gente de otras procedencias y que acaben echándoos, haciendo que tu familia casi se extinguiera. Sabes que las mujeres y los niños son los que primero se quedarán, los demás acabarán con ellos. El mundo se habrá acabado para vosotros.

Necesitamos un experto que nos indique las pinturas

Pero somos nosotros los que no sabemos cómo le llamabas al lugar donde vivías, ¿sabes? Aquello era una montaña que daba a la salida del sol, hacia el mar; y que tenías un templo a la otra parte dirigido a donde se pone. Tampoco sabemos cómo le llamabas a ese abrigo. Imaginamos que irías allí acompañado de tu ayudante. Él te reemplazará; y tú le darás tus conocimientos para que cuide de la familia. A veces vas con el ayudante a tu templo y lleváis a cabo ceremonias y sacrificios a los dioses. Dibujáis en la pared del abrigo símbolos para mejor poneros en contacto con vuestros antepasados. Nosotros le llamamos ‘arte rupestre’. Confías en que todo vaya bien, pero sabes que eso no va a ser posible, necesitas ayuda del ‘más allá’.

¿Dónde están las pinturas?

Imagina que un día has ido sólo al templo. Estás cansado. Ya has terminado tus oraciones; te sientas en un recoveco de la montaña y lanzas tu mirada hacia el infinito. Ves una llanura, y que un rio grande la atraviesa; ha ido depositado sobre el suelo la tierra que arrastra. Quizás no sabes cómo se llama el rio, pero con el tiempo acabará llamándose Júcar. No hay ninguna población; no hay humanos a la vista. Aunque ahora sabemos que erais pocos, sólo ves que estáis solos… de momento.

Llevas encima un bastón de mando en hueso. Es el símbolo de tu autoridad. Tú lo sabes, pero también sabes la enorme responsabilidad que recae sobre ti. Te encargas de organizar las expediciones que de cuando en cuando envías al mar a recoger caracoles, almejas, mejillones… ¿Cómo las llamabais vosotros? No sabemos el idioma que hablabais; estamos seguros de que no sabíais expresar lo que sentíais por escrito, eso vendría muchísimos siglos después. Vuestros problemas: El alimento, la seguridad, la enfermedad… Pero bien organizados, podíais echar adelante. Sabemos que teníais caza: conejos, cabras, ciervos, ovejas, jabalíes, caballos… En las excavaciones que hemos hecho en tu casa, hemos encontrado huesos.

¿Cuánto tiempo ha pasado? Miles y miles de años. Sin embargo esta mañana, alguien se ha acordado de ti, de nuestros antepasados; y ese alguien, que vive en un pueblo de esa llanura, ha tomado el tren, y mochila en ristre bien equipado, ha visitado tu santuario. Se conoce todos los rincones de tu montaña, pero este se le había escapado. Hace poco se enteró de que tu abrigo existía, y entonces decidió visitarte.

Algunas han sobrevivido al estar en recovecos del abrigo

Gracias por haber existido. Gracias a ti por haber hecho que los que vinieran después pudieran visitarte. ¡Qué mundos tan diferentes! ¿Cómo te explicaría yo todo el tiempo que ha pasado? ¿Sabes? Ha habido muchas civilizaciones por donde vivíais: fenicios, griegos, romanos, moros, cristianos… ¿Pero para que te cuento esto? No lo vas a comprender, ¿verdad? Me gustaría que supieses que tu sacrificio valió la pena; que tu esfuerzo por echar la familia adelante, ha hecho que ahora estemos nosotros aquí, tus descendientes.

Cullera abrirá al público las pinturas rupestres como nuevo atractivo turístico  https://www.levante-emv.com/ribera/2019/09/06/cullera-abrira-publico-pinturas-rupestres/1918526.html

El yacimiento de la cueva del volcán de Cullera https://farodecullera.es/2016/06/12/yacimiento-cueva-volcan-de-cullera/

Artículo en vídeo https://sincristal.wordpress.com/2019/09/22/explorando-el-abrigo-de-lambert-video/

Joan-Llorenç sincristal@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s